Real Decreto 1390/2011

Real Decreto 1390/2011, relativo al etiquetado de los productos relacionados con la energía

Con este Real Decreto se incorpora a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva 2010/30/UE, que ofrece un marco sobre etiquetado más coherente y simplificado, con el fin de mejorar la información relativa a las características energéticas y medioambientales de los productos, y por el que se regula la indicación del consumo de energía y otros recursos por parte de los productos relacionados con la energía mediante el etiquetado y una información normalizada.

La mencionada Directiva se articula como norma marco de los Reglamentos delegados que se vayan desarrollando, relativos a cada tipo de productos. (Como es el caso del vigente Reglamento Delegado UE nº 626/2011, de 4 de mayo de 2011, por el que se complementa la Directiva 2010/30/UE, en lo que respecta al etiquetado energético de los acondicionadores de aire).

Entrada en vigor: 15 de octubre de 2011

Este Real decreto tiene como objeto regular la información dirigida al usuario final, a través del etiquetado y de la información normalizada del producto, sobre el consumo de energía y, cuando corresponda, de otros recursos esenciales relativos a los productos relacionados con la energía durante su utilización, de forma que permita a los usuarios finales elegir productos más eficientes.

Se aplica a los productos relacionados con la energía cuya utilización tenga una incidencia, directa o indirecta, significativa sobre el consumo de energía.

Las autoridades de vigilancia de mercado, en el ámbito de las competencias propias de la Administración General del Estado, son el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, a través del Instituto Nacional de Consumo y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de los Centros Directivos que correspondan.
Asimismo, las comunidades autónomas, en el ámbito de sus competencias determinarán sus autoridades de vigilancia del mercado.

Las autoridades de vigilancia de mercado:

  • Garantizarán, a través de las inspecciones periódicas, que los proveedores y distribuidores establecidos en territorio español cumplan con las obligaciones recogidas en este R.D.
  • Realizarán campañas informativas de carácter educativo y promocional para promover la eficiencia energética y una utilización más responsable de la energía por parte del usuario final.
  • Exigirán a los proveedores, en caso de sospechar que la información que figura en las etiquetas o fichas de sus productos es incorrecta, la correspondiente información, documentación y las pruebas necesarias que demuestren su exactitud.

La información obligatoria que debe figurar en la FICHA y en la ETIQUETA relativa a aquellos productos regulados y que se destinen a la venta, alquiler o alquiler con derecho a compra, es la siguiente:

  • Información referente al consumo de energía eléctrica.
  • Información sobre el consumo de otras formas de energía.
  • Información, cuando proceda, sobre recursos esenciales.

Responsabilidad de los Proveedores:

  • Suministrar una etiqueta y una ficha de los productos, conforme con lo dispuesto en este R.D. y en el oportuno Reglamento.
  • Elaborar una documentación técnica suficiente, que sirva para evaluar la exactitud de la información que figura en la etiqueta y en la ficha.
  • Tener a disposición de las autoridades competentes, la documentación técnica del producto, para fines de inspección, durante los cinco años siguientes a la fabricación del último producto al que sea aplicable la presente normativa.
  • Suministrar gratuitamente a los distribuidores las etiquetas y la información sobre el producto.
  • Proporcionar una ficha sobre el producto, que deberán incluir en todos los folletos o en cualquier otra información que proporcionen sobre el producto.

Responsabilidad de los Distribuidores:

  • Exhibir adecuadamente, de modo visible y legible, las etiquetas del producto, e incluir las fichas en el folleto del producto o en cualquier otra documentación que se adjunte al mismo para su venta a usuarios finales.

Régimen Sancionador:

En caso de incumplimiento con lo dispuesto en el R.D. se aplicará el régimen de infracciones y sanciones previsto en el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto 1/2007, así como en la normativa autonómica que resulte de aplicación.

Las infracciones se calificarán como leves, graves y muy graves y las sanciones correspondientes serán las establecidas en los artículos 51 y 52 del citado R.D. 1/2007:

  • Infracciones leves, hasta 3.005,06 Euros
  • Infracciones graves, entre 3.005,07 y 15.025,30 Euros
  • Infracciones muy graves, entre 15.025,31 y 601.012,10 Euros

Derogación:

Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a este R.D., y en particular el R.D. 124/1994, por el que se regula el etiquetado y la información referente al consumo de energía y de otros recursos de los aparatos de uso doméstico.

Lea/descárguese el documento, pulsando aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s